¿Me puede cobrar el banco por sacar dinero de la ventanilla?

Spread the love

La respuesta es sí. El banco te puede cobrar por sacar dinero en una ventanilla. ¿Por qué? Pues por qué esta ventanilla necesita de una persona y unos medios que tiene un coste. Fácil y sencillo.

Y es que aunque muchos todavía piensen que los bancos están obligados a prestar los servicios gratuitos, esto no es así. ¿Y por qué? Muy sencillo son empresas privadas no ONG ni servicios públicos cuyo coste va a cargo de los presupuestos del Estado. Presupuestos del Estado que se financian a través de impuestos.

Los bancos pueden (y deben) cobrar por los servicios que prestan. Entre ellos la retirada de efectivo de una ventanilla.

ventanilla bancos

¿Por qué cobran los bancos por sacar dinero en una ventanilla? La respuesta es clara. Tan sencilla que parece que no hay que explicarla pero a la vista del revuelo formado parece que sí hay que explicar el por qué una entidad financiera, empresa privada puede cobrar cuando presta un servicio.

No hay que olvidar que el objetivo de una empresa privada es cobrar por los productos con los que comercia o por los servicios que presta.

La ventanilla de un banco es un servicio que tiene un coste.

Un coste además que no suele ser barato. Requiere de una persona que la mayoría de las veces quiere cobrar un sueldo. Además necesita unos medios que también tienen un coste. No es un servicio gratuito ni que pague el Estado.

Si una empresa privada presta un servicio ¿no debe cobrar por el servicio prestado? ¿Podríamos esperar de una empresa de fontanería por ejemplo que nos enviara a sus trabajadores a realizarnos un servicio sin coste? De hecho, ¿sería razonable que dado que el derecho al agua es un derecho básico las averías en nuestras tuberías se arreglaran gratuitamente?

Cuando nos referimos a los bancos parece que se olvida el hecho básico de que todas las entidades financieras en España son empresas privadas cuyo objetivo es la obtención de beneficios y reparto de dividendos entre sus accionistas.

Evidentemente para aumentar estos beneficios una de las vías que pueden usar es el recorte de gastos. Los puestos más fáciles de recortar son aquellos que pueden ser sustituidos por una máquina. En este caso los cajeros automáticos; cuyo uso de momento es gratuito.

La ventanilla de un banco es un servicio que no es rentable.

Dado además la cultura de «ataque a los bancos» que impera desde hace unos años en España lo mejor es eliminar los servicios que supongan un gasto y cuyo coste no se va a poder repercutir y si se hace tiene un enorme desgaste social para la entidad.

Queremos recibir un servicio gratuito de una empresa privada y queremos que ésta asuma el coste.

¿En base a qué se pide a un banco que asuma el coste de un servicio que algunos usuarios demandan? Es razonable pensar que si se demanda un servicio se corra con los gastos que éste ocasione.

Es fácil y aceptado socialmente defender que el malvado banco maltrata a las personas de cualquier edad por no querer ofrecer un servicio que no le es rentable.

¿Hay empresas privadas que ofrecen servicios que no le son rentables? Lo lógico para cualquiera que conozca un poco el mundo empresarial es pensar que si un servicio no es rentable se elimina. Ninguna empresa privada (no ONG ni servicio público) está obligada a prestar un servicio que no le sea rentable.

Al menos ninguna empresa que quiera sobrevivir en el mercado ofrecerá servicios de forma gratuita. ¿Por qué le exigimos a un banco que nos preste servicios gratuitos? ¿Por qué pensamos que una ventanilla es un servicio sin coste?

Los servicios bancarios tienen un coste. Un coste al que debe hacer frente el usuario que requiera de ellos. Abrir una oficina cada mañana cuesta mucho dinero, mantener una ventanilla con efectivo cada día cuesta mucho dinero, el mantener los cajeros automáticos tiene un alto coste.

Hay que olvidar que los servicios bancarios son gratuitos. Un servicio de ventanilla no puede ser gratuito.

España es el país europeo con más sucursales y donde los servicios bancarios son más baratos. Los bancos no pueden prestar servicios gratuitos pues su margen de beneficios se verían gravemente dañados. Y no hay que olvidar que su objetivo es obtener beneficios y cuánto mayor sea este beneficio mejor.

La cultura del ataque a los bancos muchas veces alentada por los poderes políticos no hace más que entretener a los ciudadanos para que realmente no se levanten contra los verdaderos problemas del país que a fecha de hoy son mucho y más graves que el hecho de que los bancos cierren las ventanillas.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *